Ensayo Las hermanas Ocampo

“Las hermanas Ocampo se enfrentaron a los estereotipos femeninos de su época, tanto a partir de su vida como a través de su obra”. 

 

Silvina y Victoria Ocampo son dos hermanas las cuales son reconocidas alrededor del mundo por sus obras literarias y su lucha contra el estereotipo femenino. Por un lado, tenemos a Victoria que fue periodista, cronista y una mecenas muy reconocida. Del el otro lado, tenemos a Silvina la cual fue una escritora de novelas y cuentos de ficción muy exitosos. Como bien se puede ver sus trabajos las ayudaron a luchar en contra del estereotipo. Victoria, supo vivir su vida no importando los límites o barreras que le pusieran enfrente. Ella supo seguir adelante y su esfuerzo que ella hizo tuvo un gran significado para esta lucha. Silvina, gracias a sus exitosas obras en las cuales muestra a la mujer en contra de la ideología de ese momento, pudo establecer su posición y opinión al respecto . Unos ejemplos de estos casos serían “Ana Valerga” y “Clotilde Ifrán”.

 

Para empezar Victoria Ocampo a lo largo de toda su vida tuvo que enfrentarse al estereotipo femenino, a diferencia de su hermana Silvina al ser la mayor tuvo que enfrentarse con más personas y barreras para que no siga su camino. Por eso le fue mucho más difícil que para Silvina y por esta misma razón tuvo que ser más fuerte. Victoria, dia a dia rompía con los estereotipos femeninos actuando de manera diferente a las otras mujeres de la sociedad como, por ejemplo, fumando y manejando o usando su nombre a la hora de publicar un artículo, lo cual no está bien visto por la sociedad. Ella, sin importar lo que la otra gente pensaba, siempre mostraba la forma en que veía las cosas, manifestandolo en sus acciones y articulos. Por esa misma razón ella es tan conocida por haber luchado en contra del estereotipo. Por último, uno de sus grandes logros fue la creación de su editorial llamada SUR. En esta publicó relatos y cuentos de hombres y mujeres los cuales fueron reconocidos mundialmente. Un ejemplo seria Virginia woolf, que tambien tenia obras literarias las cuales ayudaban a romper el estereotipo femenino. Gracias a esta editorial Victoria ganó su respaldo y el de todas las mujeres de otro lugar en la sociedad, ocupó el primer puesto como mujer en la Academia Argentina de Letras.

 

Silvina Ocampo se enfrentó al estereotipo femenino a través de sus obras. Como ya bien dije, una de ellas se llama “Ana Valerga”. En esta distorsiona la manera en la cual la figura de la mujer es vista. En el texto se pueden encontrar tres maneras en las cuales Silvina hace esto. La primera es la apariencia de la protagonista, la segunda su forma se ser, y la tercera es la relación que tiene con el vigilante. El texto trata de de una maestra la cual disfruta de amenazar a sus alumnos y planea cada noche, que hacer para molestarlos. En el primer aspecto Silvina refleja la manera la cual los alumnos ven a su maestra. “Los ojos de lebrel, la boca de anfibio, las manos de araña, el pelo de caballo, hacían de ella un animal más que una mujer” En la primera cita se ve como se rompe el estereotipo al romperse la apariencia de la mujer. A las maestras se les esperaba ver como mujeres educadas bien vestidas y claramente que no se vean mal. Pero esta vez era todo lo contrario. Los alumnos en vez de ver una persona lo único que veían es un monstruo, un animal el cual ellos le tienen miedo. El segundo aspecto ella trata de transmitir la manera en la cual la maestra se portaba con los alumnos. “los amenazaba con un vigilante que los llevaría presos” En la segunda cita otra vez se rompe el estereotipo pero esta vez por la manera en la cual maestra se porta con sus alumnos. Antes se esperaba que las maestras sean buenas, compasivas y gentiles, pero este no era el caso. Silvina otra vez hizo lo opuesto. Esta maestra era despiadada, tenia un corazon frio y le gustaba el sufrimiento de sus alumnos. Ella muestra como esta maestra era todo lo opuesto a lo que la sociedad esperaba que sea. En el tercer aspecto Silvina demuestra como esta maestra tenía la autoridad en la relación que tenía con el vigilante. “Una vez persuadió al vigilante para que la detuviera” En la tercera cita se rompe por tercera vez el estereotipo. Esta vez al mostrar la autoridad que la maestra tenía en la relación con el vigilante lo que hace que se rompa el estereotipo es su autoridad en la relación, ya que lo que se esperaba antes era que el hombre le de ordenes a la mujer, a diferencia de este caso en que la mujer se lo daba al hombre.

 

En “Clotilde Ifrán” otra obra de Silvina Ocampo se rompe también el estereotipo femenino. En esta se presentan 3 actuaciones de los 3 personajes muy inusuales de ese periodo de tiempo. El cuento trata de de una niña llamada Clemencia la cual quiere un disfraz de diablo y llama a una modista para que se lo haga. La primera actuación inusual es la de Clemencia la niña de nueve años de la historia que quiere un traje de diablo. “Lloro todo el dia por el traje de diablo que no le habían hecho” En la primera cita se presenta esta chica quejándose porque no le hacen su traje de diablo. En esta se rompe el estereotipo ya que la niña tan joven en vez de querer como todas las otras niñas un traje de princesa o doctora ella decide ser un diablo y no planea en cambiar de opinión. Se ve como ella era de diferente de las otras niñas. La segunda actuación es de la madre de Clemencia y su irresponsabilidad. “Ya tenés nueve años. Sos bastante grande para ocuparte de tus cosas” El estereotipo se vuelve a romper por segunda vez. La madre en vez de ocuparse de su hija como en esos tiempos se esperaba, le dice que ya es suficientemente grande ya que tiene nueve años, lo cual no es verdad. Clemencia es solo una niña y la madre está actuando como una vaga y irresponsable. De esta manera la madre actúa como ninguna otra, en vez de ocuparse de las casa y los hijos ella se ocupa sólo de su vida. La tercera y última actuación inusual es la Clotilde Ifrán. Esta Señora es la modista que llamó Clemencia para que le hagan el disfraz. Pero esta señora en vez de hacer solo su trabajo y dejar a la niña con su disfraz la intenta de persuadir para que se vaya a su casa. “Te llevaría conmigo a mi casa.Tengo bombones y una careta preciosa – exclamó con ternura -, pero tengo miedo que tu mama no te de permiso” En la última cita también se rompe el estereotipo gracias a la perversa actuación de Clotilde Ifrán al intentar de llevarse con ella a Clemencia a su casa sin que su madre sepa. Lo cual no es de esperarse de una mujer que está haciendo un servicio ya que lo único que debía hacer era hacerle el disfraz y dejar a la niña en paz.

 

En conclusión, las hermanas Ocampo se enfrentaron y vencieron al estereotipo de la sociedad quelas intentaba forzar a portarse de una manera que ellas no estaban de acuerdo.Victoria logro hacerlo gracias a su forma de actuar y su trabajo como periodista y su editorial SUR. Silvina lo hizo gracias a sus obras y historias las cuales presentan mujeres totalmente diferente a lo que se esperaba en esos tiempos. Y así ambas mostraron su descontento con el estereotipo de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *